Camí de Cavalls 2022

Por David Guirao

Cuentan que si completas Camí de Cavalls non stop te conviertes en LEYENDA.


Hace exactamente un año, en la anterior edición, realizando seguimiento de nuestro amigo “EL FRESCO” surgió la fabulosa idea de inscribirnos a la prueba. Recuerdo el día que hablé con Natalia, mi entrenadora, y se lo expuse. Le pareció una buena idea y me pidió que le explicase detalles de la prueba, cuantas etapas, días, kms… Mi respuesta fue que era fácil de entender: 185km bordeando Menorca de una sola tirada con una máximos de 40 o 34h, según la elección del participante.

El día antes del evento llegamos a Menorca entre risas, café de especialidad y mucho tufillo (como le gusta decir a Pedro) intentamos pasar los nervios de las horas previas que va incrementando a medida que se acerca la hora X.

Nos plantamos en la salida con una hora de adelanto puesto que es obligatorio pasar control de material  por todos los participantes. Vemos que va a ser más exigente de lo pensado, el sol aprieta y por megafonía avisan de que será una edición muy dura. Pasamos el control y nos toca esperar al solazo unos 30 minutos hasta que suene la bocina, en los cuales, intento coger sombra bajo una bandera publicitaria.

Dos minutos y medio después de un discurso muy emotivo del speaker empieza el rock&roll.
Los primeros 5 minutos discurren por asfalto y en ellos tenemos que llamar al orden a Pedro dos veces porque sube el ritmo más de lo pactado. No replica porque como casi siempre sabe que tengo la razón.
Entramos en la zona norte de la isla, totalmente desconocida para mí a pesar de que suelo venir cada año con Sandra. Sin duda la parte más espectacular de la isla.

Antes del kilómetro 20, Pedro no anda fino pero consigue revivir, momento en el que veo que algo no funciona en Santi, justo en una zona llena de subidas y bajadas en la cual le es muy difícil revivir. Decido tirar solo puesto que Santi dice que es un problema de calambres y que el tiempo de corte se complica. Pedro también se queda ya que no consigue coger buenas sensaciones. Aprieto hasta encontrarme un grupito mallorquín compuesto por Rafa, Tomeu y Pablo, que han dejado a su compi Elias pero que en el Km50 se reengancha a la expedición de nuevo. Paso la noche con ellos y con Juanma, un catalán de bastante experiencia en pruebas de ultra trail que no deja de alucinar con la temperatura y la dureza a la que nos está sometiendo la prueba. La noche es fresca, tanto que tenemos que abrigarnos con buff, manguitos y el chubasquero. Avanzamos en la oscuridad con nuestros frontales y vemos mucho cadáver, paso firme siendo conscientes que el día será muy duro por las altas temperaturas y humedad. Pablo y Elias tiran del grupo y consiguen que vayamos sumando kms a buen ritmo.

Km 100, segunda bolsa de vida.

Como algo de pasta y bebo mucho caldo. Aprovecho para cambiarme la muda entera y visitar al podólogo por unas pequeñas ampollas. Salimos y decido con Juanma despegarnos del grupo con el que hemos pasado la noche para morder kilómetros antes de que empiece apretar el Lorenzo, ya que prometía dar guerra, pero 5 kilómetros más tarde mi compi me anima a reengancharme con gente de la carrera de la distancia de 85 km.

El plan sale bien pero cuando el sol arranca con fuerza empiezo a entrar en crisis y a patear mucho. Lo más jodido para mi cabeza es ver que los metros avanzan muy lentos, intentando interiorizar que me quedan menos de 60 kilometrillos. ¡Sí, no es un error! he escrito 60, imagino que debe ser cosas del delirio de la ultradistancia.

En esta zona sur voy teniendo cobertura así que voy informando de mi situación a Sandra, Juanka y mis compis de viaje con el fin de desviar la atención, llegar a la 3ª bolsa de vida y revivir como lo he hecho en los dos anteriores.

Km144’4 nuevo cambio de calcetines (ya van tres).

Lo tomo con calma, una maratón más y LEYENDA, a pesar de que tras finalizar de avituallarme sigo tostado.
Inicio unos metros y me parece oír mi nombre varias veces, y tras reaccionar 30 segundos tarde, veo que son Santi, Pedro y Jose Carlos. Confirman en persona lo que yo les anticipaba: HABEMUS TOSTADA GRANDE, a pesar de que su presencia me ha dado algo de fuerza.


Continúo hacia Cala Galdana y sigo conociendo participantes de la 85, con quien intento ir entablando relación y amenizar el trekking que me estoy marcando. En Cala Galdana, después del avituallamiento y tras mover el cuerpo unos metros vuelvo a ver a mis amigos quienes me dan un extra pero no sé si van más tostados que yo porque al igual que en el anterior avituallamiento aparecen cuando los necesito ¡pero con un retraso de 5 minutos!

Son Saura, cap d’Artrutx y LEYENDA!!

El sol cesa algo y empiezo a coger algo de ritmo.

Entro en la zona asfaltada de Artrutx trotando y a lo lejos veo algo de rosa, creo que son mis amigos y como soy un flipado, me motivo al darme cuenta que me están viendo “correr” tras 173 kms así que subo ritmo. Al acercarme veo a Sandra también, aunque no sea muy de sentimiento y en ese momento menos, me emociona y me dan dosis extra entre broma y broma. En este último avituallamiento por fin sí han llegado a la hora que toca y me echan un cable a refrescarme y preparar todo con el fin de encarar los últimos 14 kilómetros. ¡Qué lujo esto de tener que esperar 173kms para sentirme como un pro!

Al lio, 2kms de asfalto en los que siguen esperándome en varios puntos, y 5 kms por zona pedregosa y puntiaguda que alterno con cacos.

Sigo con cacos y veo letrero de últimos 5 kilómetros. Entro en crisis a falta de 4km y solo puedo caminar. Mentalmente me ha matado ver que faltaban 7 en lugar de 5. Intento convencerme de que dos más o dos menos no influye pero me cuesta mucho fluir, así que me resigno y aviso a mi gente de la situación, que por favor me perdonen pero que les toca esperarme en meta un poco más.


Me indigno con la organización mientras camino con un hombre que pasea a su perro, el muestra su admiración hacia mi hazaña y yo despotrico de estos últimos kilómetros innecesarios, como si los anteriores 184 sí fuesen necesarios.


Santi y Pedro aparecen a falta de poco más de 2km, me acompañan paso a paso y me animan a que aguante a NO correr hasta llegar a puerto para ultimo km disfrutarlo al trote…

Letrero de último kilómetro, y ahora SÍ, me animan a correr. Son buena gente, tras 186, solo faltan mil metros de escaleras arriba-abajo y una última subida que prometí subir corriendo con Santi mientras Pedro manifestaba que teníamos un tufazo prepotente.

Iniciamos los tres la entrada en puerto, la gente nos aplaude y mis amigos me animan, Pedro ataja para llegar a meta, imagino que estará algo más cansado que yo, motivo por el cual no se lo tengo en cuenta. Santi en cambio, cumple su promesa de la última rampa correrla conmigo y se despega de mí para dejarme disfrutar de los últimos 200m.

Veo la última barrera que al abrirla te convierte en leyenda, no sé si en las últimas horas he abierto 100 o 200 pero que ganas de abrir esta.

AHORA SÍ, PERDONEN MI TUFAZO PREPOTENTE, LEYENDA DE CAMI DE CAVALLS EN LA QUE DICEN QUE HA SIDO LA MÁS ÉPICA DE SUS 10 AÑOS DE VIDA.

Sandra me coloca la medalla de nuestra isla, Menorca, en la que siempre soñamos con comprarnos una casita cuando estemos jubilados y disfrutar de sus esencia que nos tiene enamorados.
¡Qué privilegio! Santi, Pedro, Jaume, El Fresco y Antonia me esperan para abrazarme y felicitarme.
Reconozco que para este reto he utilizado lo de siempre: mucha constancia y esfuerzo, la empatía y el apoyo de Sandra y mi familia, el recorrer y disfrutar del camino juntos a mis amigos y compañeros y como no, una pizca de suerte…

Dedicatoria especial de esta prueba para mis amigos de la expedición menorquina:
-A Santi y a Pedro por acompañarme en esta locura los últimos meses en los que la cara más injusta del deporte les ha afectado esta vez.
-Al Fresco por trasmitirme su pasión por CDC.
-A Jaume porque me emociona mucho verlo disfrutar de engancharse al deporte a pesar de las constantes lesiones.
-A mi santa mujer por lo de siempre, su santa paciencia…

Menorca y CDC muchas gracias… ahora sí, SOY UNA PUTA LEYENDA de CDC.


Array

Ver todas las novedades

Scroll to top